II COLOQUIO: MUJER TRABAJADORA Conversamos con Belén García-Ovies

Hoy conversamos con Belén García-Ovies. Belén dejó su trabajo, su ciudad y su familia para acompañar a su marido y dedicarse al cuidado de sus hijos.

 

 

 

¿Has conseguido hacer con tu vida lo que eran tus sueños? En lo personal sin duda, en lo profesional me quedé a medio camino porque decidí renunciar a favor de mi familia, de todas maneras, sueños todavía me quedan y tiempo para cumplirlos también.

¿Has alcanzado tus metas? Sí y no como ya he comentado, lo cual creo es bueno para mantener la ilusión. Cuando alcanzas una meta lo ideal es marcarse otra a continuación para poder seguir avanzando.

¿Has conseguido la posición, la actividad, el tipo de vida, que querías? Más o menos sí, no creo tener motivos para no estar satisfecha. A veces me planteo si la decisión tomada fue la correcta, y desde luego la respuesta es sí. Tenía una serie de condicionantes y la balanza se inclinó hacia la familia. No me arrepiento porque lo es todo para mí.

¿Cuáles han sido las claves que te han ayudado a conseguirlo? Los valores inculcados desde pequeña y mi propia cabezonería.

¿En qué valores te has apoyado para luchar por tus metas? Familia, capacidad de sacrificio y esfuerzo, sentido responsabilidad, honestidad, ser realista, actitud positiva…

¿Cuáles han sido los principales impedimentos o contratiempos qué has encontrado por el camino? A veces yo misma por querer abarcarlo todo y ser demasiado perfeccionista. Cuando renuncias a trabajar fuera de casa parece tengas que justificarte ante ti misma y ante los demás. Ni nos valoramos ni se nos valora cómo se debiera. Por el hecho de estar en casa no somos inútiles, trabajamos sin remuneración y en la sombra un montón de horas .

¿Qué dificultades encuentras para mantener tus aspiraciones para avanzar? En lo social un ambiente egoísta y hostil, impasible ante la falta de oportunidades y ayuda. En lo personal, miedo a no estar a la altura de las circunstancias y a “no dar la talla”.

¿Crees que vivimos en una sociedad con igualdad de oportunidades? NO. ¿Por qué? Venimos de una educación muy tradicional donde el hombre todavía es el “peso pesado” en la sociedad, avanzamos pero muy lentamente.

¿Qué habría que cambiar para conseguir una sociedad con verdadera igualdad de oportunidades? Fundamentalmente la mentalidad y los prejuicios de hombres y mujeres. Todos debemos involucrarnos y apoyarnos porque el sacrificio y el esfuerzo tienen que venir de ambas partes. Sin esta condición no creo posible una educación en la igualdad y el respeto.

Belén nació en Madrid, está casada y tiene tres hijos. Creció en una familia muy unida de 6 hermanos, 4 de ellos varones. Tras 10 años trabajando como profesora en un centro inglés, abandonó su carrera profesional para poder estar junto a su marido y dedicarse al cuidado de sus hijos.