I Jornadas por la Lengua Materna – Barcelona

Es un criterio unánime de los pedagogos, apoyado por la UNESCO, que el uso de la lengua materna facilita el aprendizaje de los niños, garantiza el éxito escolar y la adquisición más sólida y completa de los conocimientos y habilidades que van a necesitar a lo largo de toda su vida.
Aprender en una lengua que no es la utilizada en casa supone una barrera evidente para los niños, que deben hacer un esfuerzo adicional y superior, para adquirir la competencia lingüística que no tienen, y que necesitan, para entender, trabajar y, en definitiva, adquirir conocimientos, que es el fin de la etapa escolar.

Por estos motivos, con carácter general, se puede decir que aprender en la lengua materna es una condición de partida que garantizaría la igualdad de oportunidades entre los escolares.

El 21 de febrero se celebra en todo el mundo el Día de la Lengua Materna. En Barcelona la Asociación por la Tolerancia, conmemoró esta cita el sábado, con unas jornadas que Temps de Dones quiso apoyar con su presencia.

En los territorios con dos o más lenguas oficiales, habladas por porcentajes representativos de la población, territorios plurilingües, los Gobiernos deberían, según el criterio de los expertos y atendiendo al bien de los niños, ofrecer la educación pública en estas lenguas, garantizando condiciones de igualdad de partida, en términos lingüísticos, para todos sus ciudadanos.

Existen dos maneras de conseguir este objetivo: el sistema de doble o triple vía, donde se ofrecen líneas de enseñanza en cada lengua, o el sistema bi o trilingüe, donde, en la misma clase, se imparten asignaturas en las distintas lenguas.

Durante la primera parte de las Jornadas, expertos de la comunidad educativa analizaron las ventajas e inconvenientes de cada sistema, concluyendo que las características sociolingüísticas del territorio aconsejarían optar por uno u otro.

En la segunda parte, representantes de asociaciones cívicas de Pais Vasco, Baleares, Pais Valenciano, Cataluña y Galicia, expusieron y contrastaron la situación de la lengua en la educación en sus respectivos territorios, concluyendo que el uso político que tiene hoy la lengua en la educación está pervirtiendo la finalidad de la escuela, aprender. Instaron con contundencia a los representantes políticos a garantizar escuelas de calidad, donde las lenguas sean vehículos de aprendizaje y comunicación, y no armas al servicio de proyectos políticos rupturistas y segregadores. Urgieron a despolitizar contenidos y prácticas educativas en las escuelas, que ilustraron con ejemplos muy clarificadores.
Temps de Dones agradece a los organizadores y ponentes la oportunidad de conocer de una manera tan directa, realista y eficaz la realidad educativo-lingüística de nuestro país.

La situación es muy preocupante y las soluciones nada fáciles, pero la importancia y nobleza del fin, eliminar barreras de desigualdad entre niños españoles, garantizándoles iguales derechos, nos anima y refuerza en la convicción de que es un esfuerzo que merece la pena y un fin que se conseguirá porque responde a la justicia y también al sentido común.¨