Por una Diada de Todos

9724963038_0db1a89765_z

Decía Groucho Marx: “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados”…

Parecería que Groucho Marx estaba pensando en la clase de políticos que dirigen hoy las instituciones catalanas. Una visión trágico-cómica de la política, pero que anticipa y describe la triste realidad que vivimos: una Cataluña innecesariamente dividida y enfrentada por un problema interesadamente buscado y artificialmente fomentado.

Sin embargo, y a pesar de las instituciones catalanas, que amparan y fomentan el agravio y la confrontación, existe una parte de la sociedad catalana que no nos dejamos engañar por sus altavoces mediáticos. Somos catalanes que nos sentimos españoles, españoles que vivimos en Cataluña, y que no estamos dispuestos a bajar la cabeza ni a ceder ante la arbitrariedad y el grave perjuicio para todos que plantea el proyecto secesionista de algunos.

Las instituciones catalanas han secuestrado nuestra tierra, nuestra cultura, nuestra identidad, nuestra realidad, nuestro futuro… con un sentimiento patrimonialista que no encaja con la tolerancia, ni con la democracia, ni con la libertad.

Por eso hoy, Diada de Cataluña, queremos celebrar, como catalanes, como españoles, la historia que llevamos juntos recorrida, y toda la que nos queda por recorrer, porque estamos seguros de que el sentido común y la legalidad, necesariamente, se impondrán.

Por estos motivos hoy, Temps de Dones, ha acudido al acto en defensa de una Diada de Todos, que el Partido Popular de Cataluña ha abierto a los ciudadanos y partidos políticos que, desamparados por las instituciones catalanas, han querido celebrar una verdadera Diada de Concordia.

¡Catalunya sí, España también!